Este año se ha pasado volando, pero después de recapitular todo lo que he hecho me di cuenta que todavía tengo oportunidad de terminar el año como toda una Girl Boss. La verdad es que entre mi day job y mis proyectos, siento que no tengo mucho tiempo para hacer más cosas y para hacerlo tengo que empezar a trabajar en estos hábitos que me pueden ayudar.

Por eso el día de hoy te recomiendo también que los lleves junto conmigo a la práctica.

  1. Despierta temprano. El botón de snooze y yo nos llevamos muy bien. Pongo horas ridículas para despetarme (6:15, 6:19, 6:25) y la voy apagando. Así es, tengo un serio problema. Pero cuando me pongo a pensarlo me doy cuenta que me faltan horas en el día para terminar todo lo que quiero hacer. Así que me enfocaré en hacer algo productivo en ese tiempo y en dejar el botón de snooze tranquilo.
  2. Medita. No sé si algún día sere de esas personas que se sientan en el piso y meditan hasta que olvidan quienes son transformandose en un especie de yogi spiritual. Estaría cool pero honestamente creo que no podría. Cuando estoy haciendo una cosa, estoy pensando en otra y en otra. Por eso creo que al final del día termino exhausta. Mentalmente exhausta, ya después de freir mi cerebro todo el día. Por lo mismo creo que tengo que tomarme un tiempo en el día para meditar. Empezaré con 5 minutos al día, para enfocarme en el presente, cerrar mis ojos y escuchar únicamente mi respiración.
  3. Acabar con la procrastinación de una vez por todas. Si quieres ser una girl boss, tienes que dejar de procrastinar. Esto es porque una girl boss hace las cosas y hace que todo suceda, los demás solo piensan en las cosas. Tengo que admitir, que yo también dejo algunas cosas para el último y creo que si las hiciera desde antes todo sería un poco más sencillo no creen?
  4. Hacer ejercicio. Si hay algo en esta vida que me cuesta trabajo es hacer ejercicio. Me da muchísima flojera y creo que puede haber unas 50 mil cosas más que preferiría hacer con mi tiempo. Pero esta bien, creo que tengo que empezar a formar el hábito. He estado empezando a ir una hora diario a un entrenamiento militar (me gusta la mala vida, ya lo se).
  5. Ahorrar. Dios mío, por qué me encanta gastar? Trabajo, trabajo y trabajo y no me doy ni cuenta en que se me va el dinero. Y luego trabajo, trabajo y trabajo más y se va pagando deudas. He leído mucho acerca de finanzas personales, pero creo que es pura decidia. He decidido enfocarme en hacer el hábito del ahorro.

 

 

 

 

 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »