Esta llama ya esta lista

Viajar sin ver llamas en Perú es como un taco sin tortilla: está incompleto (y es muy triste). Así que antes de subir al avión debes saber que tarde o temprano podrás encontrarte con uno de estos animales.

Te sugiero estar preparado con tu cámara para ver llamas en Perú
Cuando digo que estés preparado, me refiero a que estés mentalizado en que podrás ver llamas en las calles, en los sitios turísticos e incluso hasta en los menús de los restaurantes.

Puede ser que la primera vez que te encuentres con una llama sea en un platillo, aunque en este caso puede que no sea una llama sino una alpaca. Estando en Perú te darás cuenta que los animales que todos creemos que son llamas también pueden ser alpacas, vicuñas y guanacos.

No hay nada mas esponjoso que estas alpacas

Hay un lugar llamado Awanakancha en el camino de Cuzco a Pisac. Es un centro de protección y reproducción de especies, donde pueden ayudarte a conocer las diferencias entre las 4 especies. Este «museo viviente de los andes» está listo para recibir turistas en su zoológico/taller para aprender de primera mano.

Esta vicuña no puede creer que la confundiste con llama
Pero no te dejes llevar por la tranquilidad de las llamas. En tiempos de los incas, eran animales muy preciados ya que hacían el trabajo que los caballos en Europa. Muchas piezas de cerámica muestran  lo sagrado que era este animal. Las llamas en Perú eran tan sagradas que incluso habían ceremonias y festivales religiosos donde se sacrificaban llamas para el Dios del Sol. Estos rituales se llevaban a cabo en Sacsayhuaman.

Share:
Translate »